Mañana lunes 1 de octubre, se proyecta en Casares a las 18:30, la película dirigida por Manolo Summers “Adiós, cigüeña, adiós”, un largometraje de 1971 que narra la “aventura” en la que se ve inmersa una pandilla de adolescentes, sin la menor educación sexual, cuando deciden seguir en grupo con el embarazo de una de las chicas que lo integran, al tener que tomar toda una serie de decisiones de responsabilidad al margen de sus padres. La película tuvo en su tiempo un magnífico éxito de público, con tres millones de espectadores en España, 15 semanas en cartel en Francia o desbancando en Colombia a películas contemporáneas como “El Padrino” o “La Naranja Mecánica”.

La presentación de la película y el reconocimiento a su director correrá a cargo de Miguel Olid Suero, especialista en su obra, como parte del Homenaje que una siere de profesionales vinculados al cine, y numerosas entidades, entre las que se incluye el Festival Nuevo Cine Andaluz, rinden a Summers este año, coincidiendo con el 25 aniversario de su muerte. Tras la proyección, se hará entrega del Premio Cámara Oscura 2018 que otorga el Festival Nuevo Cine Andaluz cada año, a Manolo Summers, recibiéndolo en su nombre Zacarías Cotán, crítico de cine y familiar del director sevillano.

Adiós, cigüeña, adiós (Manolo Summers, 1971)