Y con cada edición del Festival Nuevo Cine Andaluz crece la familia. Porque sí, fundamentalmente hablamos de cine andaluz como industria, pero en definitiva son personas y proyectos intentando dar vida a muchas realidades e historias, aglutinando a profesionales en la parte técnica o económica, o en disciplinas más artísticas, o gente disfrutando de estos canales de reflexión y evasión en los que se distribuye el audiovisual andaluz y las historias que cuenta. Sí, eso es la industria audiovisual y eso es el cine andaluz del que queremos tratar. Al final son personas a las que desde Casares consideramos familia. Y a la familia hay que mimarla y cuidarla. Aquí os mostramos todas las caras de esta edición.